Técnica para la transferencia embrionaria: simple pero absolutamente relevante

tecnica-transferencia-embrionaria.jpg

¿Cómo debe realizase la transferencia embrionaria?

En los últimos 20 años, hemos tenido un montón de mejoras en los programas de fecundación in vitro. Las mejoras en el cultivo de embriones nos han permitido llegar al estadio de blastocisto y tener una mejor calidad de los embriones; ahora manejamos mejores métodos para criopreservar de embriones (vitrificación); el PGS para una mejor selección embrionaria; y algunos otros desarrollos que aún esperan la aparición de mejor evidencia científica que sustente su utilización o no. Sin embargo, a pesar de estos avances, queda por hacer algo que parece muy simple: tenemos que transferir el/los embrión/es al útero. Podemos tener una buena estimulación ovárica, un gran laboratorio de embriología, excelentes óvulos y espermatozoides … pero si la transferencia embrionaria no es buena, el resultado será negativo.

El mes pasado, Schoolcraft et al publicó un artículo en la revista Fertility and Sterility, remarcando la importancia de este tema. La transferencia de embriones no es difícil pero, como todo, requiere de los materiales correctos, buena experiencia y conocimiento por parte del médico. ¿Cuáles son las variables que sabemos que tienen un impacto sobre las tasas de éxito? El tipo de catéter utilizado, el volumen y tipo de medio de cultivo utilizado para la transferencia; el uso de ecografía para guiar la transferencia; y algunos detalles que el médico conoce para hacer una buena transferencia (hacerlo en forma atraumática, evitar la sangre y otros tejidos en la punta del catéter, el manejo de los tiempos en la transferencia, la fuerza de la presión en la jeringa, etc).

Algunas cuestiones técnicas

La colocación correcta de la punta del catéter es una variable importante. Dejar los embriones en la zona media de la cavidad endometrial demostró tener mejores resultados. Los catéteres blandos son mejores que los rígidos. Incluso cuando la transferencia de embriones podría ser más difícil con el uso de un catéter blando, debemos tratar de utilizar los blandos en la mayoría de los casos. El uso de la ecografía para guiar la transferencia de embriones también es esencial. Sin embargo, también hay que decir que hay algunas intervenciones que resultaron ser inútiles (y que por lo tanto hay que evitar). Una de ellas es el tiempo de reposo después de la transferencia de embriones. No hay diferencia en las tasas de éxito en las mujeres que salieron de la clínica de inmediato y los que quedan en reposo algunos minutos en una cama. Incluso menos útil es indicarle a las pacientes que se queden en cama durante los siguientes días.

Hay algunos otros consejos que son más técnicos y están relacionados con el tipo de medio de cultivo, el tiempo entre la carga de los embriones en el catéter y y el momento de transferirlos al útero, la velocidad de la inyección de fluido de embriones, etc. Todos estos puntos deben estar correctamente realizados para conseguir un embarazo.

En pocas palabras, la transferencia de embriones es simple y sólo toma un par de minutos. Por lo tanto, hacerlo correctamente significa la enorme diferencia entre conseguir un embarazo o no. Médico, laboratorio de embriología y el resto de la clínica forman parte importante para tener una buena transferencia embrionaria.

Contacto

Dr. Demián Glujovsky en CEGYR
Viamonte 1432 - Buenos Aires Argentina
info@fertilityargentina.com

Newsletter

Verified Member

Fertility Argentina